Sobre la chica del sobre reivindica la escena underground

Sobre la chica del sobre reivindica la escena underground

La chica del sobre

Hace unas semanas fui al Teatre Llantiol a ver Sobre la chica del sobre, una obra escrita, dirigida e interpretada por Giosafat Barbaccia.

La obra no es fácil. La interpretación de Giosafat, tampoco. O te gusta o no te gusta.

Durante los primeros minutos me quedé embobado mirando el escenario preguntándome si de verdad estaba comprendiendo el mensaje que el autor quería transmitir. Sentía que me estaba perdiendo algo, aunque no sabía muy bien el qué.

A medida que pasaba el tiempo comprendí que se trataba de un tipo de espectáculo poco habitual en Barcelona.

Giosafat necesita crear una atmósfera de luz, color y gesto para transmitirnos la carga simbólica de su propuesta artística. Él lo define como “un juego ligero sobre arte, el artista, la crítica y el público”.

Sobre la chica del sobre es una invitación inesperada a un espectáculo que no te esperas: habla de lo que somos y de lo que queremos ser. Pero, sobre todo, se refiere a lo que nos gustaría ser y no somos capaces de conseguir.

Días después de ver la obra coincidí con Giosafat en la presentación de un documental y me comentó que la obra era el resultado de un proceso creativo en constante revisión.

Sobre la chica del sobre reivindica la escena underground

“Entonces sí es arte”, pensé.

“Esto es underground”, maduré. Es un experimento. Giosafat escribe el guion y lo borra. Lo reescribe y lo borra otra vez. Y así hasta el agotamiento.

Durante esa conversación, Giosafat me insistió en que Sobre la chica del sobre era una interpretación de como el autor nos vive y nos percibe como público, convirtiéndose en una denuncia precisamente a la falta de cultura underground en Barcelona.

Esa denuncia se canaliza a través de una signorina buonasera ecléctica, queer y fantástica (de fantasía) que reinterpreta la masculinidad poniendo en tela de juicio el concepto clásico de género.

Sobre la chica del sobre es pluma. Es sexy.

Un abrazo a Magritte, Shakespeare y Stein.

Es una obra ligera con una carga simbólica llena de guiños al colectivo LGBT, que se transforma en un homenaje a quienes abrieron el camino de nuestros derechos.

Si nunca vas al teatro, Sobre la chica del sobre es el espectáculo perfecto para empezar.

Comentarios de Facebook

Escrito por
Daniel Vilosa

Periodista especializado en actualidad LGBT, es fundador de La Pluma Invertida. Trabaja como ejecutivo de cuentas en la agencia de marketing Goalplan y gestiona puntualmente medios en el gabinete de comunicación IP Comunicación. Vive en Barcelona.

Ver todos los artículos
Envia una respuesta
Escrito por Daniel Vilosa

Daniel Vilosa