Semáforos diversos en ciudades medianas
Hace unos días el ayuntamiento de San Fernando de Cádiz [https://verne.elpais.com/verne/2017/02/14/articulo/1487068887_278370.html] estrenó diez nuevos semáforos en la ciudad. La particularidad de los semáforos está no solo en que muestran a diez parejas LGBT, cinco gais y cinco lesbianas, sino que también están instalados en una ciudad que no alcanza los 100’000 habitantes. Esta campaña en sí no es nueva, pero sí es novedoso que una ciudad mediana tome una iniciativa que en el pasado habíamos visto reservada a grandes ciudades europeas. Así fue en el caso de Viena [https://www.abc.es/eurovision/20150513/abci-semaforos-gays-eurovision-201505130821.html] (1,74 millones de habitantes), que en mayo de 2015 con motivo del Festival de Eurovisión instaló semáforos con parejas del mismo sexo que se daban la mano y les unía un corazón. Le siguieron Linz (191’000 habitantes) y Salzburgo (unos 150’000 habitantes) por el mismo motivo y Munich (1,38 millones de habitantes) acabó uniéndose al carro. En junio de 2016 Londres [https://www.ambienteg.com/eventos/semaforos-lgtb-orgullo-gay-londres/] (8,67 millones de habitantes) instaló 50 semáforos “diversos” a lo largo del recorrido del Pride como una manera de arropar a los manifestantes durante el desfile. Anteriormente Córdoba en Argentina [https://www.infobae.com/2015/09/13/1755088-cordoba-presento-el-primer-semaforo-peatonal-igualitario/] (329’000 habitantes, septiembre de 2015) y Valencia [http://www.lasprovincias.es/valencia-ciudad/201603/07/valencia-instala-primer-semaforo-20160307000901-v.html] (786’000 habitantes, marzo de 2016), habían instalado semáforos paritarios con el objetivo de “hacer del espacio urbano un ámbito de convivencia en igualdad”. Semáforos diversos en ciudades medianas

Semáforos diversos en ciudades medianas

Hace unos días el ayuntamiento de San Fernando de Cádiz estrenó diez nuevos semáforos en la ciudad. La particularidad de los semáforos está no solo en que muestran a diez parejas LGBT, cinco gais y cinco lesbianas, sino que también están instalados en una ciudad que no alcanza los 100’000 habitantes. Esta campaña en sí no es nueva, pero sí es novedoso que una ciudad mediana tome una iniciativa que en el pasado habíamos visto reservada a grandes ciudades europeas.

Así fue en el caso de Viena (1,74 millones de habitantes), que en mayo de 2015 con motivo del Festival de Eurovisión instaló semáforos con parejas del mismo sexo que se daban la mano y les unía un corazón. Le siguieron Linz (191’000 habitantes) y Salzburgo (unos 150’000 habitantes) por el mismo motivo y Munich (1,38 millones de habitantes) acabó uniéndose al carro. En junio de 2016 Londres (8,67 millones de habitantes) instaló 50 semáforos “diversos” a lo largo del recorrido del Pride como una manera de arropar a los manifestantes durante el desfile.

Anteriormente Córdoba en Argentina (329’000 habitantes, septiembre de 2015) y Valencia (786’000 habitantes, marzo de 2016), habían instalado semáforos paritarios con el objetivo de “hacer del espacio urbano un ámbito de convivencia en igualdad”.

Una campaña de estas características no es nueva, pero sí lo es que algunas administraciones públicas locales, alejadas de grandes núcleos urbanos, visibilicen la diversidad LGBT como si fuera un guiño a las parejas que allí residen a mostrarse en público sin miedo.

Comentarios de Facebook

Escrito por
Daniel Vilosa

Periodista especializado en actualidad LGBT, es fundador de La Pluma Invertida. Trabaja como ejecutivo de cuentas en la agencia de marketing Goalplan y gestiona puntualmente medios en el gabinete de comunicación IP Comunicación. Vive en Barcelona.

Ver todos los artículos
Envia una respuesta
Escrito por Daniel Vilosa

Daniel Vilosa