No soy un superhéroe
No soy un superhéroe

No soy un superhéroe

Fotografía de Neu Paddy

No sé lo que siento por ti. Es todo nuevo.

Llevo semanas contigo en la cabeza. Has llegado a mi vida con un ímpetu que me cuesta reconocer.

Es como si nos conociésemos desde hace mucho. Esto me trae un sentimiento de tranquilidad y de paz, a la vez que de terror, para serte sincero. Me lees cual libro abierto y me encuentro sin apenas barreras cuando estoy delante de ti.

Veo que tenemos algo que se está construyendo. Lo veo robusto y frágil a partes iguales. Te empiezo a llamar y a presentar como a mi novio por primera vez en mi vida en algunos entornos mientras las palabras empiezan a crear realidades: nos damos prioridad, nos buscamos y nos queremos.

Pero me agobio. Creo que son mis demonios.

No paro de pensar que debería tener mil mariposas en mi estómago, en mi corazón; sin embargo, tal vez por dicha familiaridad, no las tengo.

No las tengo.

¿Es eso normal? Tú me hablas y me dices cosas maravillosas y yo sólo llego a contestarte con tímidos “yo también”.

Sin embargo, te miro cuando estás delante y me quedo embobado. Te miro y me veo contigo mucho tiempo. Intuyo que tenemos por delante una historia larga y bonita. Siento que conectamos a un nivel muy profundo. Tenemos historias con pasados muy distintos, y sin embargo compartimos unos valores muy similares y parece que queremos las mismas cosas.

Tengo miedo de continuar una historia contigo que no nos lleve a ningún sitio.

Tengo miedo de que en realidad siga a tu lado porque seas el chico que me conviene, pero que no sea amor lo que sienta por ti.

Me sobrecoge lo rápido que van las cosas. Es cierto que estaba muy bien solo, pero ahora me da miedo seguir contigo solo porque se está bien y no porque estamos bien y además enamorados.

También tengo miedo y me siento abrumado por tus palabras. Es como que no me las creo. No me acabo de creer que yo despierte en ti esos sentimientos que te llevan a hablarme de ese modo y a hacer las locuras que haces.

A este mismo rincón he venido en ocasiones anteriores a vaciar mi mente cuando el amor, o lo que yo creía que era amor, era tan intenso que dolía.

Sé que las comparaciones son horribles, pero cuesta no hacerlo.

Este momento en el que estamos es el momento del sentir y la verdad es que siento algo que no identifico. Tengo la certeza de que te echaría de menos en cuanto no estuvieras a mi lado, pero estoy con ese run run que no me deja tranquilo.

Es algo que quiero hablar contigo. Porque no soy un superhéroe.

Comentarios de Facebook

Escrito por
Juan Hernández Gil
Ver todos los artículos
Envia una respuesta
Escrito por Juan Hernández Gil