Giornate degli autori
Giornate degli autori

Arranca una muestra de cine independiente con presencia LGTB durante la Biennale de Venecia

Hoy empieza la 76ª edición del Festival de Cine Internacional de Venecia, mundialmente conocida como la Biennale.

Más allá de esta cita, en 2004 nació Giornate degli Autori como un evento independiente al margen del gran festival internacional, inspirándose en la prestigiosa ‘Quincena de directores’ del Festival de Cannes y promovido por las asociaciones de directores y autores de cine italianos.

La XVI edición de Giornate degli autori empieza con la idea de siempre, aunque pulida con el paso de los años: ofrecer al espectador una ventana al cine independiente sin restricciones. Dicho de otro modo, las Giornate quieren acercar al espectador a unas producciones, alejadas de los círculos de las proyecciones habituales de los cines, que tienen como seña de identidad la innovación, la investigación y la originalidad.

En esta edición compiten once películas. Cuatro son óperas primas y hay seis mujeres dirigiendo detrás de las cámaras.

Desde su primera edición, allá por 2004, las Giornate degli Autori han representado una alternativa real a las áreas oficiales de la Biennale y un lugar ideal, por su informalidad, para que autores, productores, distribuidores y periodistas se reúnan y polemicen de lo que todos los especialistas en cine hablan y polemizan estos días: los derechos de los espectadores, la protección de los derechos de autor y las dificultades de producción de cine independiente según los países de procedencia.

Este año las Giornate degli Autori tienen como hilo conductor el choque de culturas que revela la fragilidad del mundo contemporáneo, que tensa una cuerda que une dos polos opuestos en la manera en la que nos relacionamos con el poder: la sumisión incondicional y la denuncia más reivindicativa que nos podamos imaginar.

El otro elemento distintivo es la vocación en la búsqueda de lenguajes “pop” que estimulen la curiosidad de diferentes audiencias, convencidos como estamos de que el cine de hoy debe hablar a distintas comunidades de espectadores, pero siempre teniendo como estrella guía el deseo de hacerse entender para despertar emociones y pasiones, para restablecer un diálogo directo entre el artista y el espectador, independientemente de las formas de consumo.

Un ejemplo perfecto de esto es el debut del muy joven sudanés Amjad Abu Alala (You Will Die at 20) que, como autodidacta de tan solo veinte años, cree que siempre estará destinado a sorprender.

En la misma línea de querer unir puentes entre los actores y los espectadores se encuentra el estadounidense Phillip Youmans, ganador del Tribeca en Nueva York, que debuta en Venecia con Burning Cane, aunque esta película no compite en la sección oficial.

En la competición de Giornate degli Autori, que tiene un premio de 20.000 euros a la mejor película según el criterio de 28 jóvenes espectadores de todos los países de la Unión Europea), se encuentran nombres ya reconocidos para los amantes del cine como Dominik Moll (Only the Animals abre el programa), Jayro Bustamante (La Llorona), la gran estrella japonesa Jō Odagiri (They Say Nothing Stays The Same en su primer ejercicio en formato largometraje) y Fabienne Berthaud (Un monde plus grand).

Por su parte, 5 es el número perfecto, con Toni Servillo, Carlo Buccirosso y Valeria Golino, seguramente no pase desapercibida ni para la crítica ni para los espectadores, sobre todo teniendo en cuenta que supone el debut del maestro de la novela gráfica Igort.

Más películas que compiten son la polaca Corpus Christi, de Jan Komasa, que pone de actualidad los temas que en su día fueron muy apreciados por el director y guionista Krzystof Kieslowski; la noruega Beware of Children de Dag Johan Haugerud con una saga que indaga en la complejidad de las relaciones familiares; el abrumador Un divan à Tunis de Manele Labidi , con una inédita Golshifteh Farahani en el centro de una comedia destinada a enamorarse y el debut de Laos como país participante en las Giornate con la historia de fantasmas The Long Walk de Mattie Do.

Una mención especial dentro de la competición oficial merece Lingua Franca, una coproducción sin precedentes entre Estados Unidos y Filipinas que narra la experiencia de ser transexual en la América profunda de Donald Trump. La tercera película de Isabel Sandoval es, además, la primera cinta americana escrita, dirigida e interpretada por una inmigrante trans.

Puedes ver la selección oficial de Giornate degli Autori aquí.

Comentarios de Facebook

Escrito por
Daniel Vilosa

Periodista especializado en actualidad LGBT, es fundador de La Pluma Invertida. Trabaja como ejecutivo de cuentas en la agencia de marketing Goalplan y gestiona puntualmente medios en el gabinete de comunicación IP Comunicación. Vive en Barcelona.

Ver todos los artículos
Envia una respuesta
Escrito por Daniel Vilosa