Manuel Bergman: cuando el corazón está en el lado equivocado del pecho


Fotografía de Pablo Herrán de Viu extraída de su cuenta de Instagram. 

Hace unos meses el escritor Pablo Herrán de Viu publicó Manuel Bergman con la editorial Dos Bigotes. Una novela iniciática cocinada a fuego lento durante varios años si sumamos los tiempos de escritura y las correcciones. Ahora que 2017 ha terminado, varios bloggers y medios de comunicación LGTB no han dudado en incluirlo, acertadamente, en sus propias listas de los libros mejor valorados del año finiquitado. Además, recientemente ha ganado el premio Apolo al mejor libro LGTB español de 2017, otorgado por Juan Roures en la sección Apolo vive enfrente del portal dosmanzanas.com.

¿Por qué gusta tanto Manuel Bergman? Muy sencillo: porque el protagonista, Jorge Lazcano, parece como si tuviera el corazón en el lado equivocado del pecho, como todos hemos creído tenerlo alguna vez. No es que Jorge no sepa amar, que por supuesto que sabe, sino que su manera de hacerlo no encaja con la de los personajes que lo acompañan durante el relato.

Manuel Bergman es una ópera prima fascinante que atrapa la atención del lector gracias a un ritmo vívido y una prosa escrita a pinceladas de colores cálidos. Si no hubiese escuchado la entrevista que Paco Tomás le hizo al autor hace unas semanas en su programa Wisteria Lane de Radio 5, nunca hubiese imaginado que la obra había necesitado tanto tiempo para ser escrita. La narración fluye con naturalidad. La descripción de lugares y emociones tiene en ocasiones un sentido del humor exquisito que te inclinan a querer conocer mejor el mundo interior de su protagonista.

Jorge Lazcano es un joven guionista español que explora su interior a medida que va tomando conciencia de sí mismo. Intentará cambiar su perspectiva vital en una Nueva York a menudo hostil hacia inmigrantes que no encuentran su sitio. Durante quince días Jorge será mecido por las olas de un sinfín de acontecimientos que en muchas ocasiones no sabrá cómo gestionar por culpa de ese corazoncito especial que se empeña en seguir buscando su sitio tanto en su pecho como en la vida real.

Paradójica e involuntariamente Jorge adopta una identidad falsa para conocerse a sí mismo. Gracias a ello abandona su zona de confort y juega a ser quien no es, yendo “de la mentira a la verdad. De la ficción a la vida misma. De Manuel Bergman a Jorge Lazcano”.

La novela está plagada de referencias literarias y cinematográficas que bien reflejan las influencias culturales de las que se nutre y han marcado a Pablo Herranz de Viu: el propio Ingmar Bergman, pero también Leo Tolstoy, Carmen Martín Gaite y Robert Wiene. Además, según la propia editorial Dos bigotes en esta historia de aprendizaje resuenan ecos de escritores como J.D. Salinger, John Fante o Paul Auster.

Manuel Bergman es una obra tierna y auténtica. Se nota que sus ingredientes han sido cocinados con calma. La novela ha marcado su propio ritmo de elaboración y el autor nunca ha apresurado al protagonista en su proceso de aprendizaje. Así es como Pablo, Manuel y Jorge nos animan a investigar el concepto de identidad como acto de supervivencia, reflexionan sobre la obsesión contemporánea por el éxito y plantean el ejercicio de escribir como un salvavidas en tiempos difíciles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s