Ferran Pujol: “Casi el 100% de las personas que toman PrEP relatan que han empezado a vivir su vida sexual con plenitud, sin miedo”


Fotografía de Andreu Puig.

El centro comunitario de detección del VIH y otras infecciones de transmisión sexual, BCN Checkpoint, tiene previsto inaugurar alrededor del próximo 1 de diciembre, coincidiendo con el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA, PrEP Point, el primer centro europeo especializado en la pastilla preventiva contra esta enfermedad.

Su director, Ferran Pujol i Roca (Reus, 1959) ha charlado conmigo sobre el nuevo centro, la situación actual de la lucha contra el VIH y cuáles son los retos que surgen una vez se apruebe la PrEP.

¿Cuáles son los objetivos de PrEP Point?

PrEP Point responde a una necesidad, como en el 2006 BCN Checkpoint se anticipó a otra necesidad: diagnosticar el VIH en las fases más tempranas de la infección. Gracias a ello en Barcelona hemos reducido el diagnóstico tardío del VIH en hombres gais casi a la mitad en una década. Innovamos usando tecnología que en ese momento no tenía nadie, ni siquiera la sanidad pública, para detectar la infección en su fase aguda. Hace 10 años cambiamos el paradigma que había detrás de la prueba diagnóstica.

¿En qué consistió ese cambio de paradigma?

Hace 10 años se recomendaba hacerse la prueba cuando se creía que a una persona se le había transmitido la enfermedad. En un grupo de población en el que la incidencia del VIH era tan elevada, introdujimos la idea de realizarse cribados periódicos, independientemente de si creías que podías haber contraído la enfermedad o no. Pensamos que las personas, en función de la frecuencia de su actividad sexual, si era más o menos intensa, se podrían hacer la prueba diagnóstica como mínimo una vez al año, e incluso a veces cada tres meses.

El paradigma consistió en usar la prueba diagnóstica como herramienta de prevención.

Exacto.

Ahora sí, defíneme qué es Prep Point.

Es el primer centro comunitario europeo especializado en la Profilaxis PreExposición.

Es un centro de investigación.

Sí, pero también de atención a hombres gais y otros Hombres que tienen sexo con Hombres (HSH). Nos hemos anticipado porque la PrEP no está aprobada en España. Pero no podemos esperar a que se apruebe porque estamos liderando las nuevas infecciones en Europa con una tasa diagnóstica superior a la media. En el momento en que se apruebe la PrEP, PrEP Point estará a punto para ser un centro dispensador y de control. A nivel legislativo son necesarios algunos cambios, como por ejemplo sacar la Truvada del contexto hospitalario como se hizo en el pasado con otros fármacos y con otros colectivos, como por ejemplo la metadona, que era necesario ponerla al alcance de los usuarios. Con la PrEP pasa lo mismo, no podemos tenerla confinada dentro de un hospital. Eso no quiere decir que no se hagan los controles médicos, pero para eso existe Prep Point, que tiene sus consultas perfectamente adaptadas para la atención, sus permisos sanitarios, tres médicos y cuatro enfermeros. Nosotros ya estamos haciendo estudios sobre PrEP, como el Discover, que impulsa una farmacéutica. De un total de 100 centros, somos el primer centro reclutador de toda Europa y el tercero del mundo. Solo nos avanzan dos centros en Estados Unidos.

¿En qué consiste el estudio Discover?

Discover es un ensayo clínico diseñado para comparar la eficacia de Descovy® (tenofovir alafenamida, TAF/emtricitabina) frente a Truvada®  (tenofivir disoproxil fumarato, TDF/emtricitabina) como profilaxis preexposición al VIH en personas no infectadas. Para no complicarnos, el estudio lo que quiere es comparar la Truvada con un fármaco muy parecido, pero al que se le han hecho unas modificaciones con el objetivo de que tenga menos toxicidad. Lo que intenta el estudio Discover es demostrar que estas modificaciones que se le han hecho al fármaco no reducen su capacidad preventiva. Todo esto debería ir en paralelo a que se apruebe la PrEP. El argumento para no hacerlo es su coste, pero la Truvada en las personas que tienen mucho riesgo de infectarse es coste-efectiva,  como han demostrado los estudios que se han hecho. Si en el futuro se escribe la historia del SIDA o del VIH en este país, creo que estamos viviendo un periodo muy negro, muy oscuro. Es una auténtica irresponsabilidad no haber dado luz verde a la autorización de la Truvada para prevenir las nuevas infecciones de VIH cuando los resultados de allá donde la PrEP está implementada son espectaculares. En la clínica Dean Street de Londres han reducido casi en un 50% las nuevas infecciones de VIH. Se trata de un centro homólogo a BCN Checkpoint, pero mucho más grande. De un año a otro han reducido un 42% las nuevas infecciones y en lo que va de año las han vuelto a reducir un 50%. Dicho de otra manera, hace 3 años diagnosticaban 600 casos de VIH al año en esa sola clínica. Cuando las personas empezaron a tomar Truvada, al año siguiente, diagnosticaron la mitad de casos. Y en todo 2017 esperan diagnosticar entre 100 y 150 casos. Esto solo se explica por haber añadido la PrEP al resto de estrategias de prevención, que son: el tratamiento como prevención, el cribado sistemático de otras infecciones de transmisión sexual (como la clamidia y la gonorrea, que son asintomáticas en un 80 – 90% de los casos cuando son rectales, y por tanto las personas no van al médico) y el uso del condón. Con estos cuatro elementos la epidemia se acaba. Yo me pregunto por qué aún hoy algunas personas se tienen que infectar, cuando ya nos podríamos ahorrar estas infecciones. En estos momentos, cuando damos un diagnóstico, es más duro ahora incluso que antes, porque las personas son conscientes que son la última generación de personas que se infecta. Se dicen a sí mismos: “yo seré de los últimos”.

Y eso da rabia.

Mucha. Mucha. Porque muchas veces la persona en el momento del diagnóstico había venido a informarse sobre la PrEP o estaba dispuesta a hacerla por su cuenta. Aunque Prep Point todavía no esté inaugurado está haciendo seguimiento de muchas personas que están tomando la PrEP por sí mismos. Tenemos un programa de reducción de riesgos, llamado SeguiPrEP, y lo que hacemos es ayudarlos a hacer el control correctamente y ellos consiguen la Truvada de manera regular.

¿Por qué la PrEP ayuda a reducir el riesgo de otras ITS?

¡Pero es que no solo ayuda a reducir el riesgo de otras ITS! Pero contestaré primero a tu pregunta. Porque para obtener la PrEP cada tres meses hay que hacerse unos controles médicos que incluyen pruebas renales, por ejemplo, pero también se incluyen la prueba del VIH y el cribado de otras ITS. Es decir, si vas a tomar PrEP, podemos diagnosticar otra ITS, que es lo que está ocurriendo en los países en los que la PrEP ya está implementada. Las ITS se diagnostican mucho más rápidamente que en las personas que no toman PrEP, porque esas personas no se someten a cribados regulares. Prefiero 50 gonorreas que un solo caso de VIH. Una gonorrea es muy fácil de curar, pero el VIH no tiene cura y además es una infección grave. Incluso en el caso de que el efecto de la PrEP aumentase las infecciones de otras ITS, no habría razón para no implementarla. Pero te diré más: es que la experiencia nos ha demostrado que es al contrario. En el mismo centro de referencia en Londres, Dean Street, que depende del Westminster Hospital, la doctora Sheena McCormack, promotora del estudio Proud, en la última conferencia de la International Aids Society (IAS), reportó una caída del 24% de la gonorrea en su centro. Y esto solo se explica porque cada tres meses se realizan cribados tanto si existen síntomas como si no.

Y se someten a un cribado porque toman PrEP.

Exacto. Porque en el Reino Unido la PrEP es legal y se puede comprar por Internet.  Cuesta 50 euros mensuales y muchas personas toman PrEP. Es cierto que el Reino Unido no ha incluido la PrEP en las prestaciones de su sistema público de seguridad social (NHS de sus siglas en inglés), pero varias ONG inglesas lo denunciaron y ganaron. La respuesta ha sido que a la espera de la implementación de la PrEP por parte del sistema público, se va a iniciar un estudio con 10.000 participantes. Pero la PrEP reduce otras muchas cosas. La PrEP reduce el miedo. Reduce el miedo a tener relaciones sexuales sin estar pensando todo el día en el fantasma del VIH. También reduce el estigma, que ha dividido a nuestro colectivo en dos grupos a lo largo de tantos años: los seropositivos y los seronegativos. Incluso ahora que nadie puede discutir que una persona en tratamiento con la carga viral indetectable es imposible que transmita la infección, el estigma continua. Todavía hay personas que creen que no están seguros teniendo relaciones con hombres VIH+, cuando en realidad son los más seguros. La PrEP da una protección y una sensación de tranquilidad que de entrada no hay que negociar con nadie. No tienes que negociar si lo haces con PrEP o sin PrEP, pero con el condón sí que hay negociación. Lo hacemos con o lo hacemos sin. Con la PrEP no tienes que dar explicaciones. Estás protegido y por lo tanto el miedo desaparece, y ahí es cuando puedes afirmar que te da igual el seroestatus de los demás. No hace falta que te preocupes por si están ni siquiera indetectables. No hace falta que te preocupes por si están infectados o por si no lo están. Por si se hacen la prueba o por si no se la hacen. Casi el 100% de las personas que toman PrEP relatan que han empezado a vivir su vida sexual con plenitud, sin miedo. Es evidente que eso da tranquilidad de mente. Y eso al final debería ayudar a luchar contra el estigma.

ONUSIDA se marcó como objetivo acabar con el VIH en 2030. ¿Lo conseguiremos? 

Al paso que vamos, en España, no. Pero soy optimista, porque toda Europa está avanzando y poco a poco se está aprobando en otros países, como en Portugal, que se nos ha adelantado. Con la aprobación de la PrEP podríamos reducir las casi 800 nuevas infecciones que se producen cada año en Cataluña y las 4.000 en todo el estado. Muchas generaciones no han disfrutado de una sexualidad normalizada en el sentido de entenderla como una herramienta de crecimiento personal, de comunicación y de expresión con los demás. Siempre con el fantasma planeando. Siempre, siempre, siempre con angustia de someterse a la prueba diagnóstica y pensar: “Esta vez sí, esta vez no me escaparé”.

Cuando se apruebe la PrEP, ¿se termina el activismo?

No, de ninguna manera, porque además habrá que empoderar a las personas que toman PrEP para que sigan tomándola. Para que no la dejen. La PrEP no es la solución definitiva. La solución definitiva es la erradicación del VIH. Hemos de terminar con el VIH, encontrarle una solución, pero mientras no la encontremos deberíamos impedir las nuevas infecciones. Con la PrEP no termina el activismo, pero terminará esta incidencia tan alta de nuevas infecciones en HSH y mujeres transexuales. Según las cohortes que manejamos en BCN Checkpoint, la incidencia de transmisión del VIH es del 3%. La podemos calcular a partir del seguimiento que hacemos a miles de hombres gais VIH- y de aquellos que se infectan. Un 3% de incidencia por persona y año significa que de cada 10.000 hombres gais, se infectarán 300. Esta incidencia en la población general es inferior al 0,02%: es decir, de cada 10’000 personas se infectarán al año menos de 2. En nuestro colectivo, unos 300. A ver, no hace falta que todo el mundo haga PrEP, porque siempre habrá quien no la quiera hacer. La PrEP no puede ser coercitiva. Si alguien cree que no es una estrategia para él, pues entonces nada. Pero los que la hacen, ya reducen la incidencia, y si la incidencia de infectarse se reduce, las probabilidades de infectarse de aquel que no hace PrEP pero que tampoco usa condón, también se reducen. ¿Por qué los heterosexuales no se infectan? ¿Porque usan condón? Por supuesto que no. No se infectan porque su probabilidad de infectarse es muy remota.  Cuando para un hombre gay la probabilidad de infectarse sea remota, le pasará lo mismo. Probablemente tampoco usará condones, pero no se infectará. Y aquí es donde deberíamos querer llegar: a poder equiparar esta incidencia tan baja que tiene el VIH en la población general con la de nuestro colectivo.

¿Cuál es tu photo finish ideal?

Yo cuando me puse a luchar contra el VIH lo hice para sobrevivir yo en primer lugar porque mi futuro era muy incierto. También me podría haber quedado en casa estirado en la cama pero entonces el futuro habría sido mucho más incierto. Me volqué cuando yo mismo tenía la espada de Damocles encima. Fundamos con Michael [marido de Ferran] la organización y conseguimos formar equipo y ofrecer unos servicios. Todo lo hicimos con el objetivo de acabar con la epidemia del SIDA.  Y ese es el objetivo, no puede ser otro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s