¿Qué es La Pluma Invertida?

¡Hola! Me llamo Daniel y te presento La Pluma Invertida. “Un blog más, ¿en serio?” te dirás. “Justo ahora que ya nadie lee ni los titulares, que todo pasa en video, que una imagen vale más que mil palabras”. Pues sí, justo ahora.

La Pluma Invertida era y es una idea que rondaba y ronda por mi cabeza desde hace meses. Aunque parezca que voy a contracorriente, tenía y tengo muchas ganas de escribirlo, así que aquí, sí, justo aquí, empieza su historia.

La Pluma Invertida pretende ser un blog de análisis de la actualidad más destacada sobre noticias LGTB o, como viene empezando a ser habitual, sobre noticias de “diversidad sexual y de género”, término más inclusivo que las cuatro letras mencionadas antes. Aspira a convertirse en un blog de reflexión y opinión personal, con el objetivo claro de tender puentes con aquel sector de población que, independientemente de su orientación sexual, no suele leer, ni escuchar, ni ver este tipo de contenidos.

El origen de su nombre

Escogí el nombre de La Pluma Invertida por varias razones. La primera, porque mezcla dos términos que tradicionalmente han servido para discriminar a la población homosexual, concretamente a los hombres homosexuales. Una de las acepciones de la pluma, según el Diccionario de la Lengua Española de la Real Academia de la Lengua es la de “afeminamiento en el habla o los gestos de un varón”. Invertido, según el mismo diccionario, significa “homosexual, especialmente el masculino”. Así pues, la primera razón para usar estos dos términos consiste en ayudar a la normalización de un hecho constatado: algunos hombres homosexuales tenemos pluma y somos invertidos a los ojos de los filólogos.

La segunda razón es la polisemia de la palabra “pluma”. Además de lo comentado antes, también sirve para escribir. Cuando hice lluvia de ideas para encontrarle un nombre al blog, pensé en la palabra “pluma” precisamente porque fue un instrumento usado durante siglos para escribir en el pasado. Cuando era niño, en la escuela, además, nos obligaban a escribir con pluma, no con bolígrafo, ni con rotulador, ni con lápiz. Todo empieza con una pluma estilográfica.

Y la última razón, tal vez la más importante, y la que resume la razón de su existencia, sea que La Pluma Invertida quiere convertirse en una herramienta eficaz para que personas que habitualmente no prestan atención a estos contenidos comprendan por qué la igualdad entre ciudadanos, independientemente de su orientación sexual, también es asunto suyo.

El siglo XX fue el siglo en el que la mujer inició su emancipación del hombre en su recorrido por la plena igualdad de derechos. Desde entonces cada vez son más los hombres que se solidarizan y comprometen con su causa, hasta el punto que hoy una gran mayoría de los hombres condena la violencia y las situaciones discriminatorias hacia la mujer. Así, me gustaría que el siglo XXI fuera el siglo en el que hombres y mujeres se solidarizaran por la igualdad de derechos, sin importar la orientación sexual.

Usemos la pluma, escribamos y expliquemos por qué la igualdad de derechos es y será siempre asunto de todos.

 

Fuentes: Diccionario de la Lengua Española, Wikipedia

Anuncios

13 thoughts

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s